Lavados nasales despues de una rinoplastia

lavados nasales despues de una rinoplastia

En general, los lavados nasales son una práctica beneficiosa en todas las etapas de la vida, aliviando la congestión, previniendo infecciones y mejorando la salud respiratoria. Los lavados nasales antes y después de la rinoplastia son fundamentales para la recuperación óptima de la operación. Los lavados de la nariz contribuyen a mantener las fosas nasales libres de impurezas, favorecen la curación de las heridas y previenen las infecciones. Además, mejoran la funcionalidad respiratoria y disminuyen la congestión nasal.

Es importante aprender a realizarlos correctamente. En este artículo abordaremos la importancia de los lavados nasales y nuestras recomendaciones para realizarlos correctamente.

 

Beneficios de los lavados nasales antes y después de la rinoplastia

La realización regular de lavados nasales antes y después de una rinoplastia proporciona diversos beneficios, entre los cuales se destacan:

  • Preparación de la mucosa nasal para la cirugía y reducción del riesgo de infecciones posteriores.
  • Eliminación de impurezas, costras y moco retenido en las fosas nasales.
  • Mejora de la respiración y disminución de la congestión nasal, lo que contribuye a una mayor comodidad y bienestar después de la cirugía.
  • Aceleración de la recuperación funcional de la mucosa nasal, facilitando el proceso de cicatrización.
  • Descontaminación de las fosas nasales durante el proceso de cicatrización, lo que favorece una adecuada recuperación.
  • Previene infecciones de los senos paranasales

 

 

Técnica adecuada para los lavados nasales después de la rinoplastia

Los lavados nasales son una técnica sencilla y beneficiosa para limpiar y despejar las fosas nasales. Tanto antes como después de la rinoplastia, es fundamental seguir ciertos cuidados para una adecuada recuperación. Estos cuidados ayudarán a minimizar la inflamación, reducir las molestias y asegurar una cicatrización adecuada. Realizar los lavados nasales de forma adecuada es fundamental para obtener los mejores resultados y evitar molestias innecesarias.

A continuación, se detallan los pasos a seguir para realizar los lavados nasales de manera correcta en el proceso de la rinoplastia:

El suero fisiológico es una solución salina que se utiliza comúnmente en los lavados nasales. Esta solución isotónica de agua y sal es muy similar a los fluidos presentes en nuestro cuerpo, lo que la convierte en una opción segura y efectiva para limpiar las fosas nasales.

El suero fisiológico se puede encontrar fácilmente en farmacias y suele estar disponible en presentaciones individuales y en envases más grandes. Es importante recordar que no se deben utilizar soluciones caseras, como agua con sal, ya que su concentración puede no ser adecuada y podrían irritar las mucosas nasales.

Los lavados nasales deben comenzar 72 horas antes de la cirugía según la pauta marcada por su cirujano.

El Dr. Eduardo Simón recomienda comenzar con los lavados nasales a las 2 horas de la operación. Para realizar el lavado nasal se debe colocar tumbado o inclinando la cabeza hacia atrás. Es fundamental utilizar suero fisiológico a baja presión. Se recomienda utilizar en cada lavado media ampolla de 10ml de suero fisiológico en cada fosa nasal.  En el caso de que usted sufra hipertensión deberá utilizar agua destilada en lugar de suero fisiológico. No utilizará dispositivos que apliquen liquido a presión. Para comenzar el lavado simplemente deje caer dentro de una fosa nasal el suero suavemente. Repita el procedimiento en el otro orificio. El suero puede tragárselo. Después del lavado nunca debe sonarse la nariz enérgicamente. Este enfoque delicado asegura la eficacia y comodidad del lavado nasal.

Recuerde que además del lavado nasal usted debe seguir todas las recomendaciones de después de la rinoplastia y cumplir las pautas de limpieza de las heridas, utilización de antisépticos y resto de cuidados de los orificios nasales según las indicaciones marcadas por su cirujano.

Conclusión

Higiene nasal: Los lavados nasales son una parte esencial de la preparación de la rinoplastia y de la higiene postoperatoria. Se recomienda realizarlos según las indicaciones del especialista y utilizando soluciones recomendadas, como el suero fisiológico o soluciones específicas para la limpieza nasal. Después de la rinoplastia, los lavados nasales son especialmente recomendados.

mejor cirujano de rinoplastia

Especialista en Rinoplastia

Dr. Eduardo Simon

Todas sus cirugías son rinoplastias

Cirujano de rinoplastia

Galería de Imagenes

Resultados de Rinoplastias

Antes y despues rinoplastias
antes-y-después_rinoplastia-caso-1-lateral

PREPARA TU RINOPLASTIA EN VALENCIA

«Si quieres realizarte la Rinoplastia con nosotros, no dudes en contactarnos de la manera que te resulta más cómoda. Estaremos encantados de atenderte.»

 

-Dr. Eduardo Simón-

mandando whatsapp

PUEDES MANDAR UN WHATSaPP
TE CONTESTAREMOS

enviar whatsapp
mandando email

envia un correo
tambien puedes mandarnos un email

MANDAR un eMAIL
llamando por telefono

llamanos
consulta el horario de atencion telefonica

llamar

comparte este post

author avatar
Dr Eduardo Simon Especialista en Cirugía Plastica Reparadora y Estética
El Dr. Eduardo Simón se especializó en Cirugía Plástica Reparadora y Estética en el Hospital La Fe (1992-1996). Tiene una larga trayectoria profesional. En 2016 ocupó la Jefatura de Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Universitari i Politecnic La Fe de Valencia. Ahora se dedica exclusivamente a la Rinoplastia y es un experto en la Cirugía Plástica de Nariz.
Abrir chat
1
Hola, soy Elisa,👋
¿En qué podemos ayudarte?